El microchip es un sistema electrónico de  identificación de los animales. Se coloca bajo la piel con un inyector, proceso similar a cualquier inyección subcutánea, practicamente indoloro. Tiene el tamaño de un grano de arroz y contiene un código numérico. La ley obliga a identificar a los animales de compañía y se pone a partir del mes y medio o dos meses de vida del animal. Este sistema permite también la recuperación del animal en caso de pérdida.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted